Martes , Diciembre 18 2018 3:34:34 pm -

Familias viven temerosas de otra riada en poblado

Venciendo el miedo, la desesperanza y la miseria, habitan en esta comunidad unas 15 familias, las cuales aun no han podido reponerse de la desgracia que causó el río Haina, cuando en el año 2007 arrasó con el poblado La Cueva del Duey y dejó a la localidad en vilo.

Sus casas permanecen a 10 y 20 metros del cauce del acuífero y, según dijeron, no tienen medios para mudarse a una zona segura.

“Nosotros esperábamos que se nos tomara en cuenta en el proyecto habitacional que construyó el gobierno en Villa Altagracia para los damnificados de El Duey, porque aunque no parezca, nosotros somos damnificados permanentes”, dijo el señor Roberto Paula.

Y es que estas personas habitan junto al río, y cuando aumenta su caudal a causa de las lluvias, tienen que salir huyendo y refugiarse a lugares más seguros, venciendo las inundaciones repentinas que se generan.

“Jamás hemos vuelto a tener paz. Vivimos en un continuo sobresalto, pero nos tienen aquí esperando más muertes.

Estamos todos nerviosos y a veces esto se pone que no encontramos para donde coger, y tenemos que bravear con las inundaciones para no ahogarnos”, contó.

Esta comunidad se ubica en el municipio Villa Altagracia de esta provincia y colinda con la desaparecida La Cueva del Duey, la cual en noviembre del 2007 fue arrasada por una riada que mató a decenas de personas.

“¿Tú crees que queremos vivir en la playa del río?, pero como no tenemos posibilidad, no nos queda de otra que habitar en medio del peligro. Nosotros siempre estamos preocupados porque sabemos el peligro en el que estamos metidos, pero nos han dejado abandonados aquí”, dijo Paula.

Refirió que allí no hay paz, porque viven en un continuo “juidero” y con los “nervios de punta”, porque aunque el río ahora mismo solo tiene un cauce de piedras, cuando llueve, en cuestión de minutos aumenta su caudal.

En emergencia

El señor Antonio Castillo narró que han enfrentado numerosos momentos de emergencia, en los cuales el río ha penetrado con fuerza a los patios y al interior de las viviendas y, junto a una cañada, bloquearon las vías de escape de la comunidad y solo pudieron esperar un milagro.

“Han sido momentos en los que solo nos ha costado esperar en Dios que no se repita la historia de La Cueva de El Duey. Si no hacen una obra con nosotros, nos van a perder a todos un día de estos”, advirtió.

Algunos pobladores, como el señor Cristóbal Edmundo Romero, desde que el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) dan a conocer los niveles de alerta para la provincia, cierran su casa y se refugian en la escuela.

Asimismo, Daniel Castillo dijo que desde que el acuífero empieza a coger agua “cierro mi casa y me embalo para la zona segura”. Refirió que en las últimas inundaciones repentinas que tuvieron lugar en la zona, los militares que instaló Medio Ambiente a la entrada de El Duey, a unos cuatro metros del río, bajaron despavoridos a las 3:00 de la mañana y despertaron a todos los vecinos para que salieran a zonas seguras, pero ya estaban atrapados.

“Los guardias decían, ‘¡vámonos, vámonos, vámonos, hay que salir ya señores, vámonos, despierten todos!’, y nosotros salimos como balas a pelear con las aguas que ya habían entrado al poblado, pero ya estábamos atrapados y solo esperamos que Dios nos amparara”, narró Castillo.

Estas familias expresaron que, sumado a ese panorama, enfrentan la dificultad de carecer de los medios económicos para subsistir, pues apenas les quedaron los patios de las casas y algunos espacios en El Duey, donde siembran yautía, batata, plátano y guineo, en pequenas cantidades.

“Solo la prensa nos puede ayudar. Parece que nos tienen bloqueados para que el Presidente (Danilo Medina) no sepa nuestra situación y no nos ayude. Esperamos que el Gobierno nos tome en cuenta y nos ayude, ya que estamos muy mal”, declaró Castillo.

Estas familias tienen más de 65 anos radicadas en el lugar, pero manifestaron que están en la disposición de salir, si las autoridades les facilitan tierras para trabajar y un techo seguro.

Dijeron que pasan hambre y padecen diversos problemas de salud por falta de circulante y demandaron la realización de operativos médicos y de entrega de alimentos para amortiguar su situación.

“No es fácil comer guineo vacío tres veces al día. Yo duro hasta un mes sin comerme un pedacito de carne y el arroz que tanto amo, apenas puedo verlo un día a la semana”, dijo Roberto Paula.

PIDEN AGILIZAR UN MURO DE CONTENCIÓN

Los habitantes de este poblado demandaron además la agilización de los trabajos del muro de contención, los cuales iniciaron pero están paralizados desde hace meses.

Expresaron que aunque el río está seco actualmente, representa un peligro para los lugareños, porque aumenta su volumen desde que cae un aguacero y como ha perdido su cauce natural, penetra rápido a su comunidad. El señor Juancito de los Santos denunció que hay extracciones indiscriminadas de material del cauce del río Haina y que lo ha denunciado en reiteradas ocasiones sin éxito en el Ministerio de Medio Ambiente.

Por: Adriana Peguero

Acerca de Noticonexion

Check Also

Emanación de gas en Villa Tapia pudiera ser gas natural, dice Energía y Minas

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) confirmó la existencia de una emanación presumiblemente de …

Denuncian saqueo de barco en Nagua

SANTO DOMINGO. Personas vinculadas a grupos ambientalistas denunciaron el saqueo de patrimonio subacuático que se …

Ecología y economía: ¿amigas o enemigas?

Avanzar en la transición ecológica sin perjudicar la economía. Además de Francia, cuyo gobierno anuló …

La explosión en Polyplas ha emitido al medio ambiente dos sustancias químicas muy peligrosas

Santo Domingo El experto en salud ambiental, Luis Emilio Féliz Roa, advirtió ayer que la …

Unesco: deshielo de glaciares de los Andes llega a fase sin precedentes

El deshielo de los glaciares de la cordillera de los Andes se ha acelerado en …

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: